Febrero 8 de 2020


 

El crecimiento de la economía en Colombia por los próximos dos años se espera que esté marcado por la inversión, con un crecimiento del 5.0%, a diferencia del 2019 donde el crecimiento del PIB se apoyó en el consumo de los hogares y la demanda interna.

Un punto que tendrá incidencia en el crecimiento de la inversión y no tanto en la demanda interna, es el desempleo, lo que afecta el consumo de los hogares,  el cual se espera que para el 2020 se ubique en un 10.9% y para 2021 disminuya la tasa de desempleo a un 10.7% en las 13 principales ciudades del país.

Proyecciones de Finca Raíz para el 2020

En el sector, la construcción de vivienda liderará el crecimiento en 2020 y 2021, contribuyendo a la economía colombiana en un 5.5% y un 6%, respectivamente; luego de un par de años de bajo desempeño, pasando de la contracción a la expansión. Este crecimiento será motivado por el buen comportamiento en la vivienda de interés social y una estabilización en el comportamiento de los demás grupos de vivienda.

La construcción de edificaciones será impulsada por la mejor rotación de vivienda nueva y  la mayor demanda de oficinas.

La rotación de inventarios de vivienda en el país, es decir, los meses que se necesitan para vender la oferta de unidades habitacionales disponibles, tuvo en el último año una disminución en la vivienda VIS y una estabilización en la vivienda No VIS. Lo que significa que una vivienda VIS demoró en venderse entre 4.5 a 5 meses, mientras que la vivienda No VIS demoró en venderse entre 14.5 a 15 meses.

Las oficinas también han venido reduciendo su vacancia (tiempo durante el cual no están ocupadas) entre 2018 y 2019 en Bogotá, Medellín y Cali llegando a niveles de equilibrio del 12%, acorde a la demanda, lo que implica una oferta equilibrada de acuerdo al mercado. En la Costa Caribe aunque la vacancia llega al 20%, tuvo una reducción de alrededor de 14 puntos porcentuales respecto al 2017, mientras Bucaramanga tuvo un aumento entre 2017 y 2018 llegando a estar por encima del 20%.

Las construcciones nuevas y la oferta de inmuebles se ajustaron a la baja saludablemente en 2018 y parte del 2019, con inventarios que dejaron de crecer, llegando a estar más acordes a la demanda. Esto da paso a una estabilización que permite un repunte y espacio para construir en 2020,  ya que no hay grandes desajustes.

Índices de vivienda

En el informe “Situación Colombia”,  se incluyeron dos indicadores usados internacionalmente que miden la capacidad y el esfuerzo que le cuesta a un ciudadano el tener vivienda propia.

El índice de capacidad, muestra cuánto se demoraría una persona en comprar una vivienda si destinara todos sus ingresos anuales a este fin. Un colombiano promedio se demoraría en 2019 según este índice, 3.7 años, una cifra menor que la de muchos países que en tiempos de crisis inmobiliaria llegaron a estar por encima de los 8 años.

El índice de esfuerzo, muestra cuánto porcentaje de sus ingresos mensuales destina un ciudadano para el pago de los créditos hipotecarios mes a mes. Este indicador demostró que en 2019, un colombiano promedio destinó el 25% de sus ingresos mensuales para este fin, una cifra saludable por debajo del tope del 30% que estipula la ley colombiana.

Precios de vivienda

En lo referente a los precios de vivienda, el informe mostró que en 2019 estos valores crecieron debajo de la inflación. En vivienda nueva los precios crecieron un 2.8%, es decir, un punto porcentual menos que la inflación del 2019 que fue del 3.8% y los precios de vivienda usada crecieron un 2.2%1.6 puntos porcentuales por debajo de la inflación; lo que permite estabilizar los precios de la vivienda en 2020.

Infraestructura

En cuanto a obras y estructuras, el crecimiento será de 4.1% en 2020 y 4.5% en 2021, este no tendrá grandes crecimientos debido al comienzo de muchos periodos gubernamentales que tendrán una menor inversión en infraestructura, y será impulsado en gran medida por las concesiones en marcha y nuevas obras de transporte.

Tasas de cambio para 2020

En cuanto al mercado cambiario, de acuerdo al análisis, el tipo de cambio se mantendrá en niveles elevados, en promedio 3.271 pesos para 2020, similar al valor medio de 2019 que se ubicó en 3.281 pesos, lo que implica una apreciación de 0.3% en el año, luego de haber registrado una depreciación del 11% en 2019.

Inflación

El comportamiento de la inflación se estima que se moderará en 2020 y 2021, cerrando en 3.4% y 3.2%, respectivamente, como consecuencia de una reducción del alza de los alimentos, la moderación de la depreciación y la finalización de algunos choques de oferta que afectaron el comportamiento de este indicador en 2019.

“Para este año estimamos que la inflación anual se mantenga elevada, en torno al techo del rango meta hasta el mes de marzo, para luego comenzar a descender hasta cerrar el año en 3.4%” señaló Juana Téllez, economista jefe de BBVA en Colombia.

Estabilidad en tasas de interés en 2020

Por otra parte, en lo que respecta a las decisiones de política monetaria que tome el Banco Central, BBVA Research prevé que en el actual contexto, el Emisor mantendría quietas sus tasas, en 4.25%. “Tiene factores que presionan al alza (inflación, depreciación y balance externo) y factores que presionan a la baja (desempleo, brecha de producto negativa). Estos últimos factores se moderarán paulatinamente en 2020 y comienzos de 2021, con lo que esperamos un incremento en tasas de 25 puntos básicos en el primer trimestre 2021”, añadió la economista jefe.

Fuente: BBVA Research Edición: Daniela León


B&M INMOBILIARIA E INVERSIONES
B&M INMOBILIARIA E INVERSIONES Whatsapp
Hoy
Hola, buen día. Cómo puedo ayudarle el día de hoy?

 

©2020 byminmobiliaria.com, todos los derechos reservados.